Hace tiempo descubrí que Karim tenía urolitiasis, nunca lo había oido y por eso os quiero hablar de ella, que es, como se trata y como influye en la vida de Karim.

La urolitiasis es descrita como la presencia de piedras (depósitos de calcio) en el tracto urinario, constituye un problema frecuente en los perros. Los urolitos pueden formarse en cualquier lugar de las vías urinarias, aunque, en los perros, la gran mayoría aparece en la vejiga, como es nuestro caso

Síntomas

Normalmente no suele haber signos de alarma, pero en nuestro caso Karim si tenia uno, el problema para orinar. Cuando salíamos a la calle, levantaba la pata muchisimas veces pero apenas hacía nada. En el caso de el no tenía nada inflamado pero para descartar que tuviese una infección acudimos al veterinario.

Causas

La causa primaria de la formación de piedras es el alto nivel de calcio en la orina. La alimentación pueden desempeñar un papel significativo en el desarrollo de estos urolitos. Tanto su veterinaria como yo creemos que la alimentación de Karim con su anterior familia no fue la más adecuada, aunque esto no podemos saberlo a ciencia cierta.

Diagnóstico

Cuando llegué con el le hicieron las pruebas básicas, análisis y cultivo de orina (para ver el pH) y un primer diagnóstico por imagen (en este caso una ecografía) en esa imagen pudimos ver la gran cantidad de cristales (así los llaman los veterinarios, por el destello que emiten en la imagen) que había en riñones y vejiga, aunque los cristales no eran un problema ya que estos se pueden ayudar a eliminar con un tratamiento, la existencia de alguna piedra si lo era, para saberlo le hicieron una simple radiografía. Fue ahí cuando nos dimos cuenta que Karim tenia una piedra de 1 cm (para su tamaño era bastante grande) que solo podía ser eliminada por cirugía.

Tratamiento

Una vez realizada la intervención, la cual fue muy sencilla y el tardó muy pocos días en recuperarse, su veterinaria nos recomendó el tratamiento de modificación del pH por medio de la dieta, normalmente suele ser algo muy fácil, por que simplemente le das a tu perrito un pienso especial y hacer un cultivo al poco tiempo para ver que el pH ha cambiado.

Pero con Karim no iba a ser tan fácil, de los tres tipos de alimentos que existen en el mercado, Karim fue pasando de uno a otro hasta buscar la estabilidad. Cuando la estabilidad llegó, lo único que tuvimos que hacer es mantener esa dieta para siempre (los cálculos de oxalato cálcico (cristales), se forman independientemente del pH de la orina y su disolución médica resulta imposible en la actualidad) e ir haciendo controles periódicos. El tratamiento es útil en cuanto a que evita que se le formen las piedras de mayor tamaño pero los cristales es algo que tenemos que seguir controlando.

Vida y gestión del tratamiento

El tratamiento es continuo (de por vida), simplemente Karim come su pienso de Royal Canin Urinary S/O y acude a revisiones cada dos o tres meses si todo esta bien.

Las pruebas de las revisiones son una ecografía y cada 6 meses más o menos un cultivo de orina.

Este es el saco de comida, no es muy económico 4kg me cuestan unos 30€ aproximadamente, pero la salud de mi chiquitín es lo primero.

royal-canin-urinary-small-dog-perro-cristales-estruvita

Imagen sacada de Tiendanimal.com

Prevención

Si os pasa como a mi que no sabíais lo que era esto y queréis que no os ocurra, la mejor prevención es hacer revisiones de la orina del perrito  y con esto se puedan hacer ajustes en la dieta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s